vapeo

Deja de Fumar y... ¡comienza a vapear!

Durante bastantes años, mis pulmones sufrieron el mal del tabaco. Comencé a fumar con veinticuatro años de edad, porque las circunstancias de la vida me habían alejado de todos los denominados vicios. Entre ellos el cigarro. Recuerdo cuando hacía apología de la vida sana ante mis compañeros de trabajo, amigos y amigas que fumaban. Cuando me di cuenta, tenía un pitillo entre los dedos.
Después de quince años de intentos de abandonar el tabaco, de repente vi un programa de televisión que intentó denostar el vapeo, haciendo el efecto contrario en mí.

Al día siguiente -recuerdo que era sábado- fui a comprarme uno de esos aparatos novedosos llamados "cigarrillos electrónicos". En un centro comercial encontré una pequeña tiendita .-que hoy día sigue abierta- y adquirí un eCig a un precio asequible. Era de esos que parecían un bolígrafo. De los denominados "de batería EGO".
Como muchos en el año 2015, acabé cansándome de él. No tiraba, no era cómodo, no saciaba la necesidad de nicotina que me pedía el cerebro. Así que volví al cigarro. Después de varios meses, pasé por otra tienda, en otro centro comercial y vi que esos cacharros habían cambiado. Ya no eran los "lápices" o "bolígrafos" feos que vendían antes. Ahora eran más robustos, más llamativos y más complejos.
Tuve la gran suerte de empezar a trabajar y el día en el que cobré, me fui a comprar uno de esos vaporizadores personales -como se denominan hoy día-.

Antes me estuve informando mucho. ¿Es cierto que explotan? Siempre que se use de forma correcta la batería, no. ¿Funcionan como sustituto del cigarrillo? En mi experiencia, sí. ¿Tiene efectos nocivos en mi salud? Todo lo contrario. El vapeo tiene entre un 95% y un 99% menos perjudicial que el tabaco. Y más preguntas, cuyas respuestas encontré en YouTube y otras páginas como VaporyCiencia.
Llevo sin coger un cigarro desde el primer momento en el que aspiré el vapor de mi eCig. Cada semana fue un cambio drástico. Recobré el aroma, el sabor... aumenté mi capacidad pulmonar, mejoró mi salud dental y mi capacidad para hacer ejercicio. De una manera u otra, el vapeo cambió mi vida.
¿Y tú? ¿Le das una oportunidad al vapeo? ¿Quieres mejorar tu calidad de vida? En Vapeópolis Canarias te asesoramos de forma personalizada. Tenemos kits de inicio, líquidos de sabores deliciosos y por supuesto, muy buen ambiente en el local. No te arrepentirás.

Vapeópolis Canarias

C/ Cebrian, 48

Las Palmas de Gran Canaria